26 oct. 2010

El piropo más bonito

Hoy una amiga nuestra nos ha dicho a Mutante y a mí algo precioso: 
"¡¡¡Hijas de puuuuta!!! Os odio, no puedo dejar de leer la Hermandad de la Daga Negra, estoy enganchada. Ahora no puedo leer otra cosa". 
Nosotras también te queremos, guapa. Y un saludo a las (y los) que se han enganchado por nuestra culpa.


P.D.: Si alguien más nos quiere odiar, aquí dejamos el enlace de la página oficial de una autora muy querida en esta casa, J. R. Ward.   

Pincha en la imagen para acceder a la página de Ward

2 comentarios:

Mutante dijo...

Querida Amante,
he de recordarte que... ¡¡yo también me enganché por tu culpa!! Jeje, eres el origen de los males, eres el camello que alimenta mis adicciones. Me has descubierto muchos libros, sagas llenas de historias, pero la Hermandad está y estará siempre por encima de los demás. Y por esta labor te estaré siempre agradecida.
Un beso a todo aquél o aquélla que, como nuestra amiga, cuando empieza a leer la Hermandad no puede parar. ¡No estáis solos, a otros nos ha pasado lo mismo!

Mística dijo...

Síííííí, ¡¡os odio!!
Pero a la vez os quiero por descubrirme este mundo tan apasionante (literalmente) de los vampiros de la Hermandad. Sólo me quedan dos libros por leer y no puedo aguantarlo más, ¡quisiera saber leer más rápido!