2 oct. 2010

El Señor de las Sagas

Estimado Sr. George R. R. Martin:
Aunque seguramente no lea esto, no puedo evitar dedicarle unas palabras. Le escribe una “saga-adicta” (que no “saga-devoradora”, esa es Mutante) y como tal, me engancho fácilmente a cualquier saga. Mutante lo sabe y me recomendó la ya legendaria Canción de hielo y fuego. Así que en el 2009 me enganché y, como yo, picaron otros tontos tantos.
Fue entonces cuando me enteré de las últimas novedades, es decir, que no había novedad alguna: se habían publicado los cuatro primeros libros de una saga que supuestamente se compone de siete y la última publicación fue… en el ¡2005! Me trataba de animar pensando que, bueno, ya que había sabido de la existencia de esta saga un poco tarde, lo mismo tenía suerte y publicaban el siguiente libro cuando yo hubiese terminado de leer los cuatro ya publicados. ¡Ilusa de mí! Poco a poco, mientras a mi alrededor iban directos a por Festín de cuervos -libro iv-, yo remoloneaba en el tomo ii de Juego de tronos -libro i-. Me estaba angustiando un poco (bastante) porque veía un futuro muy negro a los protagonistas y, la verdad sea dicha, la estupidez de alguno de estos me sacaba de quicio. Ya me decían: “Uy nena, y lo que te queda por leer”. Pues sí, lo que nos queda a todos; a este paso ni mis nietos van a conocer el final de la saga. Casi doy las gracias por no ser una de los que comenzaron en 1996 a leer la saga.
Por todo esto sólo me queda decirle que ¡ánimo! y escriba señor Martin, escriba. Mientras tanto, nosotros pasaremos la espera leyendo sus otros libros,  jugando al juego de, valga la redundancia, Juego de tronos y, cómo no, esperando a la serie (¡gracias HBO por todo!), de la que aquí dejo el tráiler.


Un saludo,
Amante.

1 comentario:

Kikon dijo...

Bueno espero que ahora que van a sacar la serie de tv igual le da por publicar los que quedan, no creo que la serie también la deje a medio. Y como tarde mucho en sacarlos igual ni me los compro, porque con la trama tan compleja que tenía, hay cosas que ya se me han olvidado, y releerme las más de 2000 páginas que ya tiene editadas de canción de hielo y fuego no es algo que me apetezca demasiado.