19 feb. 2011

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?: J.R. Ward vs Lara Adrian

¡Atención! Este artículo contiene algún que otro spoiler.


Personalmente, me encantan las series de La Hermandad de la Daga Negra y La Raza de la Medianoche. Pero habiendo empezado con La Hermandad, no pude evitar ver a los hermanos cuando leía La Raza de la Medianoche. Y es que ambas tienen varios elementos comunes:

- Los personajes son un grupo de guerreros que defienden a su raza unidos como si fueran hermanos. En una directamente se llama La Hermandad, en la otra La Orden.

- En el primer libro de cada serie, el protagonista masculino es el líder del grupo y, en el tercer libro, el miembro más problemático.

- Al resto de la raza no les caen bien los guerreros (salvo determinadas excepciones que confirman la regla).

- Tooodos los guerreros tienen un pasado oscuro e hipertraumático que los ha marcado de por vida. Ahora sí, no te preocupes, que en cuanto encuentres a tu chavala, te vas a descubrir a ti mismo y vas a poder vivir con ello.

- Las chicas siempre, siempre, son de armas tomar. Una menda jamás les tosería a la cara, aunque solo sea por si acaso. La única un poco remilgada es Marissa en La Hermandad, pero tampoco se me ocurriría toserle, porque cuando quiere sabe sacar bien las uñas.

- Los líderes toman la decisión de ampliar la plantilla porque necesitan refuerzos (más personajes = más novelas).

- En ambas series hay: un par de mujeres guerreras, alguien que se queda sin su compañera, que se transforma en vampiro pese a que en principio es imposible, que su arma favorita son los cuchillos, que construye armas, que puede prender fuego a cosas o que es un experto en hackear ordenadores. Y, por supuesto, ambas sedes tienen instalaciones comunes.


Mi novio es más guapo
Pero la mía es más grande













En fin, Pilarín, que si te gusta una te gustará otra. Aunque sí es cierto que cada autora es buena en algunas cosas y en otras no. Por ejemplo, si una mira las fechas de edición, se da cuenta de que Ward empezó antes, con lo cual no puede dejar de pensar que Lara Adrian se inspiró bastante en La Hermandad.
Pero Adrian mejora algunos aspectos, como que a medida que avanzas en la serie no echas en falta saber cómo les va a las parejas anteriores porque salen más a menudo, ya que da mucha importancia a todos los personajes, no solo a los protagonistas.

La guerra en La raza de la Medianoche es más consistente, especialmente según avanzan las novelas, mientras que en La Hermandad sufre bastantes altibajos; solo interesa cuando aparece algún enemigo que destaca (me encanta Lash, creo que es el "malo" mejor creado en mucho tiempo), y esto no ocurre en todas las novelas. Lara Adrian no deja que la guerra decaiga, sino que la aviva, y esto mantiene el interés del lector en más cosas además de en la historia de amor.

Pero al César lo que es del César, La Ward es fantástica e irrepetible. Desde el momento en que empiezas una de sus novelas no puedes parar hasta que terminas y, cuando terminas, quieres más. Te deja saciada pero insaciable, y esto es dificilísimo de conseguir.

En conclusión, a Lara Adrian todavía le queda aprender un poco, mientras que la Ward va aprendiendo a medida que avanza.

3 comentarios:

Amante dijo...

Juas, juas, juas... yo siempre estaré con la Ward, aunque no le quito mérito a la Adrian. Por cierto, el otro día vi The Commitments y yo creo que esa peli la ha visto la Ward, sale un tío con cresta mohicano y pinta brutote que dice que le gusta Barry Manilow... ¿no será el inspirador de Rehv?

Mutante dijo...

Wooow, pero si en el triler sale!! http://www.youtube.com/watch?v=3paf2TLrgsg
Jajajajja, seguro que lo vio, sí. Pero mira que hay que ser sutil para sacar de ahí una idea!

Mística dijo...

¡Me encantan vuestras imágenes de perfil! Soy fans...